Hacer índice de un TFG (Trabajo de Fin de Grado) de manera sencilla

Un buen ejemplo de TFG tiene que contener unos apartados que se repitan siempre. Un trabajo académico puede ser muy conciso y técnico, pero la estructura principal que lo sustente debería ser siempre sencilla y clara. Es fácil explicar cómo sería un buen índice para un trabajo de investigación inicial, como lo es el Trabajo de Fin de Grado. Seguir unos pasos básicos favorecerán que puedas introducir en tu trabajo tantos procesos complejos como necesites.

Índice básico de un TFG

El índice básico de un trabajo de este tipo debe tener: introducción, desarrollo y conclusión. Las partes más importantes son la primera y la última, a pesar de que lo que lleva más tiempo siempre va a ser la parte central, que es la que ocupa también más espacio dentro del trabajo. Precisamente este desarrollo puede realizarse de manera simple o compleja. Por ejemplo, puede subdividirse en muchas partes, donde en cada una se trate un aspecto o un tema, para que su lectura y localización sea más sencilla desde el propio índice.

Sin embargo, la introducción y la conclusión son las partes del trabajo que más personas van a leer. Además, muchas personas que lleguen a estas dos partes no pertenecerán al ámbito académico o de investigación del tema que trates. Sin embargo, a partir de la lectura de esas dos pequeñas partes, sí van a decidir si tu trabajo es interesante o no para leer completo. Por todos estos motivos, estas partes tienen que ser expuestas para todos los públicos, tener una sintaxis sencilla y no contener términos específicos o terminologías complejas que no pertenezcan al uso del lenguaje común.

Un TFG es un inicio en la investigación que te puede ayudar en trabajos académicos y de investigación posteriores. Si necesitas saber más sobre un ejemplo de TFG o conclusiones TFG, no dudes en preguntar.

Y si necesitas ayuda con tu TFG, TFM o Tesis, ¡Nosotros te ayudamos!. Contacta sin compromisos aquí

Deja un comentario