Cómo programarse la sesión de estudio

El tfg es uno de los retos más importantes en la vida académica de un estudiante universitario. También existen otras pruebas significativas. Por ejemplo, el tfm y la tesis. La programación forma parte del éxito académico puesto que te permite planificar los pasos necesarios hasta llegar al fin deseado. En este artículo te damos ideas para lograrlo.

Cómo estudiar para un examen o para componer un tfm

1. Ten sobre el escritorio de estudio, únicamente, el material que necesitas para el repaso. Por ello, apaga el teléfono móvil para evitar las interrupciones. Antes de empezar a estudiar, ordena el espacio de trabajo porque este orden externo influye en tu disposición interior.

2. Aplica las técnicas de estudio que mejor te ayuden a ti a comprender el texto. Por ejemplo, el subrayado, el esquema, el mapa conceptual o la lluvia de ideas pueden ser fórmulas que te permitan profundizar más en lo leído.

3. Integra breves descansos por cada hora de estudio. Esas pequeñas pausas constituyen un extra de motivación para mantener el esfuerzo. Sin embargo, también es constructivo hacer excepciones a la norma de vez en cuando para que estos tiempos sean más flexibles en función de las necesidades y las circunstancias del momento.

4. Repasa en voz alta. Mientras que técnicas de estudio específicas como el subrayado o el esquema incrementan la memoria visual, también puedes potenciar la memoria auditiva a través de la lectura en voz alta. Si no tienes un compañero de estudio que te haga preguntas y pueda corregirte, también puedes grabarte en audio para repasar el sonido después.

Relajación mental para hacer la tesis o un examen

Practica rutinas de relajación. Por ejemplo, paseos saludables, técnicas de visualización, control de la respiración, mindfulness o meditación.

Por tanto, el tfg, el tfm y la tesis son objetivos importantes que logras mejor cuando tienes una planificación realista. ¡Mucha suerte!

Deja un comentario